Araguaney

 





Aravanei parece haber sido el antiguo nombre con que los indios caribes conocían a nuestro actual Araguaney (Tabebuia chrysantha). Fue declarado Árbol Nacional el 29 de mayo de 1948.  Su nombre científico Tabebuia es de origen indígena y Chrysantha se deriva de los vocablos griegos que significan "Voz De Oro".  Es conocido con los nombres de Acapro, Curarí, Araguán o Cañada, Flor Amarilla y Puy.

En los primeros meses del año, cuando la Naturaleza toma aspecto de sequía, por falta de lluvias, el Araguaney se cubre de áureos ramos florales.  Cuando en el campo todo parece tristeza y muerte el Araguaney da lo más bello: su floración. Por eso, el maestro Rómulo Gallegos al descubrir los bosques, cercanos a las sabanas, los define como "un incendio que llena de áureos resplandores cuanto lo rodea"


El hábitat propio del Araguaney son los bosques que pierden las hojas en el verano tropical (tropófilos), al igual que las tierras cálidas de las sabanas y cerros áridos.  En forma de cultivo embellece nuestros parques, plazas, jardines y avenidas.