Amado Lovera

JOSE AMADO LOVERA MARTINEZ

 
   


El Maestro José Amado Lovera Martínez. Nace en El Baúl, Estado Cojedes el 09 de Septiembre de 1941 y fallece el 03 de Septiembre de 2013. Estuvo rodeado de instrumentos musicales durante toda su infancia. Comenzó tocando el cuatro, hasta que por medio de su amigo y vecino, Rafael Vidal, descubre el arpa.

En 1954, bajo la influencia del auge musical de Juan Vicente Torrealba, Amado siente mayor atracción por el arpa, y lo asume como el instrumento principal de su repertorio. Su amor por el arpa y su habilidad para tocar ese instrumento le llevaron pronto a buscar camino en el mundo profesional y la oportunidad se le presentó con el grupo Los Copleros del Camino de Valentín Carucí, perteneció a Los Torrealberos del Maestro Juan Vicente Torrealba, creando después su propio grupo. Ha grabado más de 500 Lps, y Cds donde ha acompañado en grabaciones y presentaciones a grandes estrellas venezolanas e internacionales como: Adilia Castillo, Lila Morillo, Neyda Pedomo, Reyna Lucero, Mirna Ríos, Mayra Marti, Fulvia Padron, Libertad Lamarque, Lola Flores, Berta Dupuy, Mario Suarez, Alfredo Sadel, Hector Cabrera, Ángel Custodio Loyola, Rafael Montaño, Carlos Almenar Otero, Cristóbal Jiménez, Reynaldo Armas, Jorge Guerrero, Rogelio Ortiz, Lucho Gatica, Marco Antonio Muñiz, Pedro Vargas, Carlos Díaz, Fernando Albuerne, Boby Capo, Chucho Avellanet, Placido Domingo. También ha tenido el privilegio de trabajar con artistas internacionales como Luciano Tayoli y Herminia Petresku y otras figuras más.. Se ha Presentado en diferentes países del continente Americano, Europa y Africa. Ha intervenido en el cine en las que actuó figuran: Dos Gallos en Palenque, Martin Valiente, y Santos Luzardo en México, en Venezuela Tierra Mágica y Pantano en el Cielo. Se ha presentado en diferentes programas de radio y televisión. Se ha hecho acreedor a los más afamados galardones otorgados en Venezuela.

Es admirable la manera como moldea las notas musicales que nos lleva a hacernos sentir que estamos en un mundo indescriptible, la forma como maneja el arpa, justifica el seudónimo de " Uña de Oro " como se le conoce.

Lovera considera que lo más atrayente del arpa es su sonido romántico, suave y estilizado; y considera que, al igual que la mujer, este instrumento debe tratarse con delicadeza. Amado Lovera, llamado artísticamente como “Uña de oro”, es Patrimonio Cultural Viviente de la música venezolana.

Sus inquietudes culturales lo llevaron por los caminos de la radio, el periodismo y la educación musical; siendo el productor de los programas radiales “Brindemos por Venezuela” y “Folklore con clase”, fundador de la revista “Sol de Venezuela” y “Diario de los llanos” y fundador de la “Escuela Regional del Folklore” donde dictó clases de arpa, cuatro y maracas.

Entre sus reconocimientos se destacan El Guaicaipuro de Oro, Mara de Oro, Los Creadores, conferido hace dos años, Francisco de Miranda en su Segunda Clase, Sol de Taguanes, Antonio José de Sucre en su Primera Clase, y muchos logros obtenidos gracias a su talento, distinciones que lejos de enaltecer su ego las recibe con mucha humildad.

Así mismo se hizo acreedor del Centro UNESCO “Simón Rodríguez” por la labor artística y socio cultural hacia la paz, la tolerancia y la hermandad de los pueblos; además de la acreditación del CONAC como experto en Origen y Desarrollo de las Manifestaciones Musicales y Animador y Promotor Socio Cultural, declarado Patrimonio Viviente.

El 10 de noviembre de 2011, la Universidad Ezequiel Zamora honró a este cojedeño con el Doctorado Honoris Causa, en un acto protocolar caracterizado por la música, el baile criollo, el afecto, la admiración y el respeto. Lovera se convirtió en el primer cojedeño que recibe la distinción académica por parte de la Universidad que Siembra.

A los 72 años de edad, bordeando las 7:00 p.m. del día martes 03 de septiembre, tras ser arrollado por un vehículo frente al Aparthotel La Llovizna del El Pensil en Puerto La Cruz, ha fallecido el virtuoso arpista venezolano José Amado Lovera Martínez, conocido en el mundo artístico musical como Amado Lovera Uña de Oro de Venezuela.

El pueblo de Cojedes está de luto por la lamentable desaparición física del destacado artista e hijo de esa tierra llanera Amado Lovera, quien perdió la vida al ser arrollado por un vehículo en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, donde se encontraba cumpliendo actividades profesionales.

“Uña de Oro” de Venezuela, como se le conoció en el medio artístico nacional, “será para siempre una referencia musical y cultural de nuestro pueblo”, señalaron sus colegas arpistas del estado Cojedes Inés Carrillo, Lionzo Vera y Freddy Cancines, entre otros músicos con quienes compartió, como Teo Galíndez, Reinaldo Arias, Juvenal Hernández, Antonio Villalonga, Vicentico Rodríguez, Lucho Peña y Luis Borjas.

Este destacado ejecutante del arpa llanera fue amigo personal del presidente Hugo Chávez, a quien acompañó en las diferentes campañas y en actos del Gobierno con su agrupación criolla. En estos momentos llevaba adelante a nivel nacional un show denominado 10 Arpas de la Revolución, amenizando eventos culturales.


Entrevista: Fuente - Nexy Aldana.
De los copleros del camino a la mejor Uña de Oro de Venezuela

- Amado cuéntanos sobre tu carrera artística a lo largo de estos años.
- Mi carrera comienza en el año 56, con el arpa en el Baúl, pueblo donde nací, allí conocí a Valentín Carucí, quien era el presidente de Sacven y me invitó a venir a Caracas para que formara parte de la agrupación Los Copleros del Camino, con ellos grabe mi primer trabajo acompañando a “ La Novia de Llano”, Doña Adilia Castillo. Después comencé con Mario Suárez.

- A parte de Mario Suárez ¿Conque otros artistas has trabajado?.
- Con Alfredo Sadel, Héctor Cabrera, Lila Morillo, Mirla Ríos, Mayra Martí y otros tantos talentos de nuestra música venezolana, Pedro Vargas, Libertad Lamarque, Lucho Gatica, Bobby Capot.

- ¿Cuándo nombras a todos estos personajes tan importantes, es porque fuiste arpista de ellos?.
- Siempre yo le di la vuelta a América, estuve en España junto a Héctor Cabrera, Magdalena Sánchez y otros artistas. Amado Lovera graba su primer disco acompañando a la novia del llano, Adilia Castillo, Don Mario Suárez lo integra a su conjunto y realiza la mayoría de sus éxitos, hace varias giras nacionales e internacionales.

- ¿Quién te da el apodo de “Una de Oro”?.
- Ese fue el Circulo de Cronistas de Nueva York, con Álvaro Guedez y Tonny Quiroz del sello Sony y José Page de Velvet, donde nuestra Lila Morillo grabo durante muchos años sus éxitos musicales.

- ¿Lila ha sido parte importante en vida?.

- Claro que si hemos hecho una liga de voz y arpa.

- ¿Qué está haciendo ahora Amado Lovera?
- Como siempre con la música, estamos realizando giras por toda Venezuela, estoy en un programa de televisión junto a mi amigo Mario Suárez, te cuento cuando yo estaba en mi pueblo ni pensaba tocar arpa, lo que yo cantaba era parranda y cuando comienzan a sonar los Torrealberos los temas “Concierto en la Llanura”, descubrí que era la música que me gustaba, frente a mi casa en Cojedes vivían unos artistas de música recia. A los tres meses de haberme venido a Caracas se le enferma el arpista a Mario, había un acto de inauguración en Los Caracas, eran las once de la mañana y alguien le dice a Mario “mira vale aquí está un chamaquito que viene del Baúl y toca muy bien el arpa, el respondió como creen ustedes que después que yo canto con Juan Vicente Torrealba, Ramón Mora voy a cantar con él”. Pasaron las horas y debía comenzar el espectáculo y Mario dice bueno que vamos hacer nos decidimos por el muchacho, porque si no comienza esto nos mata el general marcos Pérez Jiménez. Yo me conocía todo el repertorio de Mario y me fue fácil estar a su lado.

- ¿Se podría decir que el maestro Juan Vicente Torrealba fue su maestro?.
- Yo tenía un año y medio con él y me dijo una vez, “si yo lo sigo enseñando a usted, quien va terminar enseñándome a mí va a ser usted, ya usted muchacho no tiene nada que aprender”, yo acompañe a varios artistas como Alfredo Sadel.

- ¿Tuvo el honor de conocer a Don Armando Molero?
- Él es quien me enseña a tocar la contradanza, de él aprendí mucho.

- ¿Qué hace actualmente Amado Lovera?.
- Ahora mismo tengo una agrupación que estamos dándole la vuelta a Venezuela con las 10 arpas, los mejores arpistas “lo digo sin pretensión alguna estamos como las Estrellas de la Fania”, estoy grabando un disco llamado “Arpas del país” junto a Henry Rubio, Cándido Herrera, Ramón Hernández, Carlos Lovera, Gustavo Aguilera, Rafael Ángel Aparicio, Lorenzo Vera, Carrillo y este servidor.
Amado Lovera en el año 2003, en los juegos juveniles de Cojedes dirigió 70 arpas, fue un gran espectáculo, es la primera vez que se agruparon tantas arpas en el mundo, los asistentes al evento disfrutaron de tan magno evento musical.

- ¿Cuántos discos instrumentales tienes?.
- Tengo como 7 porque me he dedicado siempre como acompañante, grabe uno con la orquesta del maestro Arnoldo Nali, Aníbal Abreu, con Pepe Cabello, si en total 7 discos.

- ¿Cuántos hijos y nietos tienes?.
- Mira yo tengo 12 muchachos y bastantes nietos, tengo una niña de 10 años que canta y baila muy bien, el varoncito de 5 años también canta y baila, ellos llevan la vena artística mía. Mi hijo Carlos Lovera toca el arpa, contrabajo y bajo muy bien.

- ¿Es cierto que fuiste candidato a la Alcaldía de Cojedes?.

- A mí me gusta la política, pero yo no soy político, siempre veo las cosas con el corazón artístico.

- ¿Cómo ves a las nuevas generaciones de la música venezolana?

- Hace muchos años fue a la casa de mi maestro Juan Vicente Torrealba y lo conseguí un poco triste, le pregunte que le pasaba, él me respondió “caramba Amado cuando yo me muera y se muera Cándido Herrera o tú, quién seguirá nuestros pasos”. Reconozco que hay nuevos talentos con un gran futuro, pero yo les aconsejaría que en esta profesión hay que luchar mucho y estudiar la música para poder triunfar.

Es admirable la manera como este artista nuestro moldea las notas musicales que nos lleva a hacernos sentir que estamos en un mundo indescriptible, la forma como maneja el arpa, justifica el seudónimo de “Una de Oro” como se le conoce.